El Sello DOP e IGP

En Europa existen unos regímenes de calidad conocidos como Denominación de Origen Protegida (DOP) e Indicación Geográfica Protegida (IGP) que protegen a los productos agroalimentarios.

Son figuras de calidad diferenciadas.

En ambos casos, estos sellos muestran un vínculo o relación causa-efecto entre las características específicas del producto y el medio geográfico de la zona de producción. De hecho, el nombre del producto lo identifica con un lugar determinado.

En cuanto a sus diferencias, podemos decir que un producto con DOP el vínculo entre las características del producto y la zona geográfica en que se produce es más fuerte que en uno con IGP, pues todas las fases de producción en un alimento con DOP se tienen que realizar en una zona geográfica definida.

Son dos figuras de protección distintas que sirven para amparar productos cuya calidad diferenciada se deba al origen.

  • Estimulan la diversificación de la producción agroalimentaria
  • Protegen el nombre de productos contra si imitación y otros usos indebidos
  • Ayudan al consumidor aportando información relacionada con el carácter específico de los alimentos.

Más información: Reglamento (CE) 1151/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de noviembre de 2012, sobre los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios.